Nómada fiscal, trabajando mientras se viaja por el mundo

nómada fiscal es un nómada digital que quiere trabajar mientras viaja por el mundo y obtener el máximo rendimiento de su dinero disminuyendo al máximo la carga fiscal

Nómada fiscal, trabajando mientras se viaja por el mundo

Hoy en día hay muchas personas a las que les gustaría vivir como nómadas digitales.

Las razones a favor de esta elección son muchas.

Por ejemplo, tener la flexibilidad de trabajar desde cualquier lugar, la capacidad de independizarse y explorar el mundo.

También la invalorable sensación de sentirse libre y trabajar donde y cuando quieras y todo esto mientras creas un ingreso sustancial que te permite ahorrar para el futuro.

El nómada digital es alguien que ya ha conseguido cosas muy importantes en su carrera. Además, ha demostrado ser coherente y disciplinado en la ejecución puntual de los trabajos, lo que le ha permitido mantener y aumentar el flujo de ingresos a lo largo del tiempo.

Ahora está pensando que si adopta la vida de nómada fiscal podrá redondear aún más sus ingresos, porque seguirá ganando la misma cantidad de dinero, pero gastando en países que tienen un coste de vida mucho menor que el suyo.

Ha llegado el ansiado momento de partir, en el que podrá alzar el vuelo y trabajar viajando por el mundo en compañía de tu portátil.

Pero aún queda un último esfuerzo por hacer, ¡que es hacer el plan de nómada fiscal perfecto!

El nómada fiscal es una persona que ama el estilo de vida del nómada digital, pero que también quiere gestionar su dinero con cuidado para que le rinda más. Entre los factores que hay que tener en cuenta, a menudo nos olvidamos de tener en cuenta el factor fiscal.

El plan perfecto del nómada fiscal

Sabemos que vivir en el extranjero no nos exime de pagar impuestos en nuestro país de origen.

Por ello, es necesario hacer también una planificación fiscal para presupuestar cuáles serán nuestros ingresos netos cuando estemos en el extranjero.

El nómada fiscal es un nómada digital que no quiere dejar nada sin resolver en sus finanzas. Sabe perfectamente que la agencia tributaria de su país le seguirá donde quiera que vaya.

Los sistemas fiscales de los países son esencialmente de dos tipos:

a) basados en la residencia

b) basados en el territorio

El sistema basado en la residencia, como el italiano, por ejemplo, considera gravables los ingresos mundiales de la persona residente, es decir, producidos en cualquier otro país.

Mientras que el sistema territorial como el de Panamá, considera gravables sólo los ingresos producidos en el país, por lo que, si la persona obtiene ingresos en el extranjero, estos están exentos de impuestos.

Así pues, los nómadas fiscales italianos que mantengan la residencia en su propio país seguirán pagando impuestos, aunque estén mucho tiempo en el extranjero.

Y, además, si siguen recibiendo transferencias de clientes a la cuenta bancaria de su país, no pueden ocultar nada a Hacienda.

La solución existe y el sabio nómada fiscal seguramente la aplicará porque sabe que así resuelve el problema de una vez por todas.

Antes de salir a dar la vuelta al mundo, debes planear ir a Panamá y quedarte allí unos dos meses para perfeccionar todo.

¿Quieres dejar de pagar impuestos?

La forma legal de dejar de pagar impuestos en tu país de origen es trasladar tu residencia a Panamá. (Esto no se aplica a los ciudadanos estadounidenses).

Cuando obtengas la residencia, podrás abrir una cuenta bancaria en la que recibirás las transferencias de tus clientes.

También podrás solicitar una tarjeta de débito o crédito con la que podrás realizar tus pagos o retirar dinero en efectivo en cualquier parte del mundo.

Podrás viajar a cualquier parte del mundo con tu pasaporte, con la única diferencia de que cuando te pregunten tu lugar de residencia dirás que eres residente en Panamá.

¡Y todos tus ingresos estarán legalmente libres de impuestos! Una buena ganancia extra.

¡Mientras mantengas tu residencia en Panamá no pagarás más ni un centavo de impuestos! Verás cómo crecen tus ingresos, a la vez que empiezas a acumular un fondo de reserva.

¿Cómo se obtiene la residencia en Panamá?

Controla en nuestra página web qué documentos tienes que presentar para conseguir la residencia en Panamá y para abrir tu cuenta bancaria.

La solicitud de residencia debe ser presentada por un abogado en Panamá y nosotros te asistimos en todos los pasos.

Cuando llegues, preparamos el expediente y lo enviamos a migración. Normalmente se obtiene la concesión de la residencia temporal en un máximo de 10 días.

Inmediatamente, se solicita la residencia permanente, lo que puede llevar hasta seis meses.

Cuando se obtiene la residencia permanente hay que hacer dos cosas: la primera es ir al consulado de tu país en la ciudad de Panamá para pedir la inscripción en el registro de residentes en el extranjero.

Esta inscripción es muy importante porque sólo a partir de ese momento para las autoridades fiscales de tu país te conviertes en un residente extranjero y, por lo tanto, tus ingresos dejarán de tributar en tu país.

Pero para que las autoridades fiscales no consideren la residencia ficticia, debes vivir en el extranjero al menos 183 días al año, de lo contrario tus ingresos podrían ser gravables.

Para obtener la residencia debes abrir una cuenta bancaria en Panamá. Si has traído los documentos requeridos no habrá muchos problemas para abrir la cuenta. Sólo hay que tener un poco de paciencia porque los bancos hacen muchas preguntas.

Sin embargo, debes entender que al ser extranjero los bancos no tienen datos sobre tu historial bancario. Por lo tanto, es comprensible su cautela inicial, ya que quieren tener cierta certeza sobre cuáles son los orígenes de tus fondos.

Comienza aquí tu aventura de trabajar viajando alrededor del mundo

Una vez que hayan dejado claro que no eres un delincuente o un terrorista, te abrirán la cuenta con mucho gusto. Si deseas hacerlo rápidamente tenemos una opción a pagamento.

En Panamá hay un excelente servicio de internet, muy rápido, por lo cual puedes trabajar sin problemas.

Además, habrás descubierto la modernidad, la belleza tropical de este país y la amabilidad de la gente de Panamá.

Llegados a este punto, estarás listo para partir y comenzar tu vida como nómada digital y trabajar viajando por el mundo.

Tu residencia en Panamá será tu escudo fiscal que te acompañará y protegerá en todas partes.

La ley panameña permite mantener la residencia, aunque no se viva en Panamá. Este es un gran privilegio que sólo otorga Panamá, porque la mayoría de los países que otorgan la residencia también exigen que se viva en el lugar un mínimo de seis meses.

Una vez cada dos años hay que volver, aunque sea por poco tiempo a Panamá, para mantener la continuidad de la residencia.

No será un gran sacrificio volver allí donde todo empezó una vez cada dos años. De hecho, será una oportunidad para hacer balance y planificar la mejor manera de ampliar tu negocio, aprovechando al máximo otras ventajas fiscales que ofrece Panamá.

todo_sociedades_240x600_ES



Advertencias de riesgo
Los puntos de vistas y opiniones expresadas en el sitio y están sujetas a cambios según las leyes, el mercado y otras condiciones. Las informaciones proporcionadas no constituyen un aviso legal y no se debe confiar en ellas como tales. Todos los materiales se han obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero su precisión al momento de la lectura no es garantizada. No existe representación o garantía en cuanto a la exactitud actual ni la responsabilidad por las decisiones basadas en dicha información.

Caporaso & Partners Law Office
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: [email protected]

Teléfonos
Italia: +39 (06) 993357861
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

SMS
Italia: +39 3399957837
Panamá: +507 68263130

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
08:00 - 17:00 (Español, inglés e italiano)