¿Qué sociedad offshore elegir y por qué?

¿Qué sociedad offshore elegir y por qué?

Las leyes que permiten la incorporación de sociedades offshore, es decir, empresas registradas en un paraíso fiscal que permite operar a cero impuestos, están casi todas inspiradas (diría copiadas) la ley de Delaware, Estados Unidos y, casi todas, modificadas en los últimos años para cumplir con las leyes nacionales e internacionales contra el lavado de dinero y el financiamiento de actividades terroristas o delictivas. De las pocas jurisdicciones que no han cambiado las leyes, existe precisamente Delaware, pero más adelante veremos por qué estas compañías apenas son utilizables.

En la web puede encontrar cientos de ofertas de sociedades offshore, con diversidad de precios, algunas con precios ocultos, otras con precios de saldo (si desea ver los nuestros, haga clic aquí), pero incorporar una empresa no es un paseo, y es esencial estar guiado, con el procedimiento correcto, antes de poder elegir. Somos especialistas offshore desde 1992 y con nuestros textos, intentamos aconsejarle y no solo venderle un producto. Por este motivo, es importante leer tanto este articulo como los otros que puede encontrar en el blog y las preguntas frecuentes. Seguramente quedarán dudas y estamos a su disposición para responderle por correo electrónico. Si desea una consulta telefónica, tiene dos opciones: solicitar y pagar el servicio que desea y tener una consulta telefónica gratuita con el abogado Caporaso, o solicitar y pagar solo la consulta.


Es una empresa registrada en un país, generalmente en el extranjero (offshore), considerado un paraíso fiscal que, para desarrollar su economía, utiliza una legislación especial que no cobra impuestos a las actividades realizadas fuera del territorio nacional. Las compañías offshore son generalmente fáciles de registrar, tienen pocas obligaciones burocráticas o fiscales y permiten cierto anonimato. Además, estas jurisdicciones en las que están registradas las sociedades offshore, son poco colaborativas y difícilmente respondan a solicitudes de tribunales extranjeros. La formación de una sociedad offshore es un proceso simple que lleva solo unos días, no es necesario abrir oficinas ni contratar empleados, aunque una determinada presencia (oficina virtual y línea de teléfono móvil) da confianza a los bancos y a los clientes. En caso de que el propietario no quiera aparecer, muchos bufetes de abogados (incluido el nuestro) proporcionan un accionista fiduciario, además de los directores fiduciarios, que es lo usual. Sin embargo, es necesario que identifiquemos bien al cliente con un KYC (formulario Conoce a tu Cliente), una conversación telefónica y el envío de un documento de identidad, una factura de electricidad, agua, teléfono u otro para establecer dónde reside. Los clientes también pueden ser verificados, a nuestra discreción, en el sistema World Check.

¿Para qué sirven las sociedades offshores?

Contrariamente a lo que dicen los medios de comunicación y algunos gobiernos, las sociedades offshores son legales, pero no están diseñadas para ocultar actividades ilegales, ni son una especie de bandera pirata. En algunos casos, se pueden llevar a cabo actividades que están permitidas o no reguladas en un país en particular, mientras que son ilegales o están estrictamente reguladas en otros países.

Las sociedades offshores son generalmente una herramienta valiosa para:

  1. Abrir cuentas bancarias en el extranjero y / o realizar inversiones en la bolsa de valores, pudiendo ocultar al beneficiario real en caso de necesidad (divorcio, incautación de activos, etc.);
  2. Participar en otras compañías, ocultando a los socios reales, por razones de privacidad;
  3. comprar y vender productos a su compañía nacional u otros, facturando el precio deseado para ser competitivo;
  4. facturar servicios sin tener que pagar impuestos;
  5. proteger sus activos en Italia o en el extranjero;
  6. evitar las incautaciones judiciales;
  7. evitar los impuestos de sucesión y garantizar un mejor futuro a su familia;
  8. crear una alternativa económica en total anonimato;
  9. reducir la carga fiscal;
  10. invertir en el extranjero.

Es importante tener en cuenta que en algunos países es un delito ocultar bienes o activos bancarios a las autoridades fiscales: si usted reside en uno de estos países (como España), debe ingresar las acciones o cuentas bancarias en la declaración de impuestos. En este caso, le recomendamos reubicar su negocio tomando una residencia en el extranjero. Panamá ofrece a los países amigos (incluida Italia) una residencia permanente que se obtiene a bajo costo y en poco tiempo.

¿Cómo funciona una sociedad offshore?

Como cualquier empresa, pero casi sin burocracia. Incluso si se le pide que lleve la contabilidad, nadie lo solicitará, ni debe ser depositada, y mucho menos alguien le preguntará cómo gastó el dinero ganado. Puede abrir la sociedad en la jurisdicción de su elección y la cuenta en otro país, incluso en Europa. En la práctica, no hay requisitos burocráticos, excluyendo aquellos que pueden solicitar los bancos y el pago anual del impuesto estatal y Agente Residente. Si tiene socios, cumpla con las reglas, pero es necesario explicárselo todo al abogado, antes de la formación, para que todos los miembros puedan estar protegidos.

¿Qué jurisdicción utilizar para su compañía offshore?

Se podría decir, en resumen, que todas las compañías offshore son iguales. Entonces, ¿por qué elegir una jurisdicción en lugar de otra? Por diversos motivos, los principales son:

  1. Idioma de la escritura de constitución: este factor podría ahorrar en los costos futuros de las traducciones legales, según el lugar donde vaya a utilizar la empresa.
  2. Aprobación de la jurisdicción en los bancos: los bancos plantean muchos problemas con las jurisdicciones africanas (Liberia y Seychelles) y con las de Oriente Medio (Líbano y Emiratos Árabes) que se consideran de mayor riesgo debido al origen de las capitales. Pero las compañías que menos les gustan a los bancos son las de los Estados Unidos porque si el banco no informa a las autoridades de los activos financieros del ciudadano, residente o sociedad estadounidense, corre el riesgo de recibir multas millonarias.
  3. Aprobación de la jurisdicción de sus clientes: es posible que a algunos clientes no les guste recibir facturas y realizar pagos a sociedades offshore por temor a los controles de las autoridades fiscales. Si no consigue convencer a sus clientes puede pedirle a un contador afamado una consulta por escrito y enviársela.
  4. Servicios relacionados: para operar una empresa, no solo es necesaria la escritura de constitución: una vez que se haya demostrado la existencia legal de la empresa, será necesario darle vida con una oficina, personal, teléfonos, sitio web, etc., para que tanto los bancos como sus clientes sepan dónde encontrarlo. Por lo tanto, establecer una sociedad en una pequeña isla en el Caribe donde las comunicaciones son malas y cuando solicite un servicio adicional intentarán "desplumarlo", puede ser letal. El valor agregado de una empresa son los servicios y soluciones que el Agente puede brindarle, por eso le recomendamos Panamá: estamos en Panamá, somos de Panamá y operamos desde 1992 en Panamá.
  5.  No aconsejamos las empresas en Liberia, Seychelles, la mayoría de las islas del Caribe, los Emiratos Árabes Unidos y muchas jurisdicciones offshore que generalmente son más burocráticas, no ofrecen buenos servicios ni comunicaciones. En cualquier caso, si lo necesita, por un motivo en particular, podemos ayudarlo, pero no garantizamos los servicios como teléfono, dirección, contabilidad, etc.

Sociedad offshore de Panamá

Las sociedades panameñas tienen su base legal en una de las leyes offshore más antigua que data de 1932. Aunque las acciones al portador han sido abolidas hace algunos años, en la práctica los accionistas son anónimos siendo que la única persona que posee sus datos es el Agente Residente, el abogado que constituye la sociedad. Por lo que la elección del profesional en el que confiará es de fundamental importancia. Las sociedades panameñas que NO operan en el país están exentas de impuestos, no tienen la obligación de presentar balances (incluso si deben declarar dónde los mantienen) y / o declaraciones de impuestos, además pueden administrarse desde cualquier parte del mundo. Deben tener un mínimo de 3 y un máximo de 10 directores que pueden ser individuos o empresas. Si la compañía es administrada por otra compañía, da la impresión (especialmente a los bancos) de querer ocultar algo, por lo que no lo recomendamos. Sin embargo, no hay que preocuparse porque los directores, si lo desea, se los proveemos incluidos en el precio. El único cumplimiento real es el pago de una Tasa Anual (Tasa Única) y del Agente Residente (nosotros) por un total de 600 euros al año, a partir del aniversario de registro de la empresa (año calendario).

Sociedad offshore de Nevis

Nevis es una de las dos islas que conforman este estado caribeño de América Central; Junto con St. Kitts, otra isla importante, son parte del territorio de la Commonwealth (Mancomunidad de Inglaterra), gobernado por la Reina de Inglaterra a través de representantes especiales nombrados en el lugar. Por su sistema de tributación se considera un paraíso fiscal, no obstante, es mucho más famosa por su registro náutico, que cuenta con unos pocos miles de registros anuales, Nevis es un gobierno que ha implementado, en los últimos años, una fuerte competencia fiscal, que ofrece un terreno fértil para el establecimiento de sociedades offshore.  Es uno de los estados con la tasa de educación más alta, asociados a un crimen casi inexistente y una inserción significativa en las primeras posiciones de la clasificación de la ONU con respecto a las libertades personales. Nevis es un paraíso fiscal con impuestos bajos que ofrece un régimen de cero impuestos para las ganancias extranjeras, que protege la privacidad de cada habitante e inversionista, tanto nacional como extranjero. Regulado desde el punto de vista legislativo por la Common Law anglosajona, a lo largo de los años ha refinado sus leyes, permitiendo a las sociedades offshore de Nevis explotar un régimen fiscal favorable, que permite, por ejemplo, pagar cero impuestos incluso sobre las ganancias generadas en el extranjero por sociedades registradas en su territorio nacional. Nevis ha entrado con fuerza en el panorama mundial de la competencia fiscal, por la facilidad de crear una sociedad offshore, obteniendo cada vez más éxito entre los operadores económicos, también por las características relacionadas con las empresas actuales y las obligaciones legales para la puesta en marcha de sociedades offshore de Nevis. Hay tres tipos posibles de sociedades offshore en el área de Nevis: Corporation, IBC y LLC. Estas tres posibilidades tienen ventajas comunes, que a menudo no se encuentran en otros paraísos fiscales. De hecho, el complejo panorama de la competencia fiscal internacional ha permitido a Nevis que las sociedades offshore no estén obligadas a pagar el capital social; que estén autorizados a emitir acciones al portador sin formalidades importantes o escrituras notariales obligatorias; que no exista una obligación formal de presentar libros de contabilidad y estados financieros para la tipología de Corporation, totalmente asimilable para las demás, a las sociedades anónimas europeas, incluso esta linealidad y facilidad del control general de la compañía offshore hace que el pequeño Estado de Nevis sea un lugar ideal para proteger su capital de los reclamos absurdos de los grandes impositores internacionales, que mantienen una alta e insoportable carga fiscal en los hombros de todos los ciudadanos. La posibilidad de que Nevis lleve a cabo una acción firme en términos de competencia fiscal nace y se desarrolla a través de la integración entre las normas de la ley inglesa y la regulación local en el campo económico. En los últimos años, Nevis ha firmado varios acuerdos bilaterales contra la doble imposición, incluso con las grandes potencias capitalistas occidentales: Dinamarca, Suecia, Noruega, los Estados Unidos y el Reino Unido, haciendo del pequeño país caribeño uno de los pocos que tienen relaciones comerciales y legales con sus propios competidores fiscales. Por lo tanto, en el panorama global de las rivalidades fiscales podemos agregar una jurisdicción adicional donde es posible, de manera segura, incorporare o transferir una sociedad offshore: un paraíso fiscal que, gracias a una estricta legislación de privacidad y un régimen fiscal simple y fácil, esté completamente incluido en la lista de aquellos estados que hacen presiones sobre los grandes impositores, haciendo más justa la competición fiscal.

Las sociedades de Nevis también se utilizan para crear sociedades gemelas (con el mismo nombre) con sociedades de Delaware u otros estados de los Estados Unidos, que son consideradas prestigiosas, pero con las cuales es casi imposible abrir cuentas bancarias en el extranjero.

Sociedades de Delaware, Estados Unidos

Las sociedades LLC de Delaware y algunos otros estados como Nevada, ofrecen la ventaja de que estos países no están incluidos en la lista negra, por lo tanto, con una sociedad estadounidense, por ejemplo, de Delaware LLC, puede facturar en Italia o en Europa sin ningún problema. Con una serie de subterfugios, la sociedad de Delaware se vuelve completamente libre de impuestos. La desventaja de las compañías de Delaware LLC es que muchos bancos offshore ya no abren cuentas a empresas estadounidenses.

La legislación anglosajona, de alguna manera similar entre los EE. UU., El Reino Unido y las antiguas colonias, ofrece a algunos tipos de estructuras corporativas el beneficio de la exención de impuestos, otorgada por la legislación de sociedades anglosajonas, a empresas que realizan actividades fuera de su residencia social. Con una estructura de este tipo, podemos beneficiarnos, en absoluta tranquilidad, de un régimen de cero impuestos sobre las ganancias, sin incurrir en los problemas y limitaciones típicos de las empresas establecidas en jurisdicciones "offshore", que ofrecen otras ventajas, aunque cada vez más sujeto a controles e inspecciones, y en ocasiones no bienvenido en instituciones financieras.

El estado de Delaware no aplica impuestos estatales a las compañías que operan fuera de su territorio y que son accionistas no residentes en los Estados Unidos, en el caso de las LLC (por lo tanto, otras formas de sociedades como la Corporación, etc. están excluidas), no deben hacer una declaración de los impuestos al Estado. Sin embargo, tenga en cuenta que si abre una cuenta bancaria en los EE. UU. o tiene negocios con compañías de EE. UU., La LLC de Delaware se convierte en residente y debe presentar una declaración de impuestos a nivel federal. Recuerde que los Estados Unidos son signatarios de un tratado de intercambio de información con la UE y la mayoría de los países, por lo que, si no configura la empresa LLC de Delaware de forma anónima, la información que puede proporcionar a un Agente Registrado estadounidenses está sujetos a divulgación (esto no ocurre de forma anónima con nosotros).

Los tiempos de incorporación en Delaware son de 7 a 10 días desde la recepción de la transferencia hasta el envío de los documentos apostillados.

Debe tener en cuenta que al operar con una sociedad LLC en Delaware u otro estado de los EE. UU. con impuestos exentos, los costos de los documentos apostillados requeridos después de la constitución son extremadamente costosos, además muchos bancos extranjeros no abren cuentas a las sociedades estadounidense.

A menudo es necesario combinar una sociedad gemela de Nevis con una de Delaware para poder operar plenamente.

Consúltenos antes de solicitar una LLC de EE. UU., Con una breve consulta telefónica, puede evitar errores que podrían costarle más caro en el futuro.

¿La apertura de una sucursal en mi país de una sociedad offshore ofrece ventajas?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que, en este caso, la sucursal está sujeta a los controles y las leyes de su país, como ocurre con una empresa normal. Pero consigue una SA a poco más de 2000 euros. Las empresas de derecho extranjero pueden registrarse en casi todos los países.

En la mayoría de los países, existen dos soluciones diferentes: la Oficina de Representación y la identificación de la empresa en los Registros Públicos. En el primer caso, la empresa extranjera solo abre un código o número fiscal y una posición de IVA, VAT, etc.  y actúa como la oficina de representación de la empresa extranjera: en este caso, los requisitos contables son realmente simples; solo una comunicación de apertura en papel de sello debe presentarse a la cámara de comercio local en la apertura de dicha oficina. En algunos casos también es necesario nombrar a un representante fiscal residente. En el segundo caso, la sociedad extranjera, al tiempo que conserva su nombre y extensión (LTD, LLC, Corp., etc.) se convierte en una SA con todas las obligaciones que conlleva. La sociedad debe designar a un Administrador en el país, mientras permanece bajo la ley extranjera en términos de bancarrota o quiebra. El rol del representante fiscal se limita según las necesidades de los socios.

¿Cuándo abrir una sucursal de una compañía offshore en un país no perteneciente a la UE?

El uso de sociedades offshore para operar en algunos países con alta carga fiscal se ha vuelto problemático, ya que genera cierta desconfianza que a veces no es fácil contrarrestar. En estos casos, es necesario utilizar una sucursal de una sociedad offshore, establecida en un país que no esté incluido en la Lista Negra. Generalmente preferimos esta estructura en lugar de la filial europea, que implica muchas obligaciones burocráticas. Las ventajas de una sucursal en un país no europeo, que no está en la Lista Negra, no es costosa y los requisitos burocráticos son mínimos. Se proporciona el administrador, certificado de cámara y todos los documentos son apostillados.

Podemos ofrecerle la dirección postal y el servicio de número de teléfono VoIP.

¿Qué recibes cuando solicitas una sociedad offshore?

  1. El estatuto de la sociedad que es el documento constitutivo de la empresa, en el idioma del país donde fue establecida y apostillada. Algunos bancos también pueden solicitar documentos adicionales que deben pedirse por separado.
  2. Para las sociedades panameñas donde los suscriptores tienen derecho al 1% de las acciones, se proporciona la Transferencia de Suscripción (transferencia de los Partícipes). Este documento, que generalmente no debe mostrarse a los bancos, es un documento firmado por los suscriptores que garantiza que usted es propietario al 100%.
  3. Power of Attoney apostillado, es el poder general que le permite operar de forma anónima en nombre de la sociedad, en caso de que haya elegido un director designado. Este poder plenipotenciario debe usarse con cuidado porque, si no está justificado, puede sugerir a las autoridades fiscales que el portador es el verdadero beneficiario de la empresa, por lo tanto, no es recomendable utilizarla en el país de su residencia si no ha declarado la sociedad. Este poder debe presentarse al banco donde abrirá la cuenta, teniendo en cuenta que, si el banco está domiciliado en un paraíso fiscal que no tiene acuerdos con su país de residencia, estará cubierto (al menos en parte) por el secreto bancario. Para la firma de contratos puede utilizar a nuestros directores, dado que, en el caso de una disputa, la compañía reclamará o responderá y no la persona física. Para comprar o vender una propiedad, en el país donde reside, designe a un contador o abogado de confianza como representante con poderes de compra limitados, mientras que para las ventas puede hacer un poder especifico de vez en cuando (es un poco más caro, pero más seguro para mantener el anonimato). Si abre una sucursal, prepararemos un poder por separado para el representante fiscal. Recuerde que los abogados tienen el privilegio de secreto entre el abogado y el cliente, los contadores no. Si utiliza una tercera persona, preste atención a su elección.
  4. El impuesto anual pagado al gobierno se incluye para el primer año o, en el caso de las empresas anglosajonas, para la parte restante del año civil.
  5. Acciones registradas que garantizan la titularidad de la sociedad.

Nota: La apostilla de cada documento consiste en la certificación de la autenticidad de la firma y de la calidad legal del funcionario que ha firmado las escrituras, certificados, formados en el Estado italiano y con el valor en el extranjero, que se producen en los países que se han unido al Convenio de La Haya.

Convenio de La Haya de 5 de octubre de 1961.

Ley del 20 de diciembre de 1966, n. 1253

Los países que no han adherido a la Convención de Viena exigen que los documentos sean sellados por su embajada o consulado o en la de un país amigo, por consecuencia este servicio puede tener diferentes costos según el país. Europa se ha sumado al Convenio de La Haya.


¿Necesita una consulta sobre este tema?

Reserve

¿Desea solicitar este servicio?

Solicitud de servicio

Advertencias de riesgo
Los puntos de vistas y opiniones expresadas en el sitio y están sujetas a cambios según las leyes, el mercado y otras condiciones. Las informaciones proporcionadas no constituyen un aviso legal y no se debe confiar en ellas como tales. Todos los materiales se han obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero su precisión al momento de la lectura no es garantizada. No existe representación o garantía en cuanto a la exactitud actual ni la responsabilidad por las decisiones basadas en dicha información.

Banana00

localbitcoin_es

abrir cuenta en el exterior

Caporaso & Partners Law Office
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: info@opm01.com

Teléfonos
Italia: +39 (06) 993357861
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
08:00 - 17:00 (Español, inglés e italiano)