Cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza

Recibo muchas preguntas sobre cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza. Este país goza de un indudable prestigio en el mundo de las altas finanzas.

Cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza

En el contexto internacional, el sistema bancario suizo es líder mundial y Suiza es uno de los centros financieros más competitivos del mundo. Desgraciadamente, los bancos suizos no abren cuentas para residentes europeos, pero si están abiertos a los latinoamericanos.

Los europeos pueden abrir una cuenta bancaria en Suiza si aceptan que el banco intercambie información con su país de residencia a efectos fiscales.

Una cuenta bancaria en Suiza es la mejor opción para un residente fuera de la comunidad europea. La mayoría de los bancos requieren la presencia del titular de la cuenta para abrirla, pero tenemos opciones en línea.

En Suiza hay muchos bancos y compañías financieras. El sector financiero es uno de los pilares de la economía suiza y su producción representa alrededor del 10% del producto interno bruto.

Las finanzas suizas, aunque mantienen una imagen compasiva y clásica, se han adaptado a un estándar global y moderno. Así que han tomado medidas contra el blanqueo de capital, la lucha contra el terrorismo y la estabilización de los mercados financieros.

Al mismo tiempo, Suiza ha fomentado la innovación en los servicios financieros, por ejemplo, facilitando la entrada en el mercado de empresas de tecnología financiera, como las criptomonedas y los nuevos productos fintech.

Suiza es un país tradicionalmente neutral y nunca ha declarado la guerra a ningún otro país.

Además, no es miembro de la UE y mantiene una posición totalmente independiente. Por lo tanto, el riesgo país puede considerarse bajo, ya que es poco probable que se vea afectado por la situación de otros países.

Además, Suiza ha mantenido su propia moneda, el franco suizo, que se mantiene estable y fuerte en los mercados internacionales.

Los bancos suizos son los principales actores de las finanzas del país y son reconocidos universalmente como bancos estables y fiables.

El mito de los bancos suizos

En el pasado, estos bancos ganaron cierta reputación por ofrecer a sus clientes cuentas corrientes anónimas. En lugar del nombre del titular de la cuenta, aparecía un número y sólo uno o dos funcionarios del banco conocían la verdadera identidad del cliente. Pero esto ha quedado en el pasado.

Gracias también a este sistema de cuentas anónimas, los bancos suizos crearon el mito de la protección absoluta de la privacidad que contribuyó a aumentar enormemente la capacidad de atraer capitales de todo el mundo.

Hace unos años se abandonó esta práctica debido a la adaptación de las normativas internacionales, pero todavía se sigue valorando la confidencialidad de los bancos suizos como un valor añadido único.

De hecho, la demanda de apertura de cuentas es muy alta, por lo que los bancos pueden seleccionar a los clientes y elegir sólo a los mejores.

Hoy en día, abrir una cuenta bancaria en Suiza no es fácil. Hay que pasar un sistema de filtros y hacer frente a una lista bastante amplia de requisitos.

La peculiaridad del proceso de selección de los bancos suizos es que eligen literalmente a sus clientes aplicando requisitos a veces muy exigentes.

Cómo hacer la solicitud de apertura de una cuenta bancaria en Suiza

Al abrir una cuenta, pueden aparecer las siguientes dificultades:

  • Se requiere una elevada tasa de activación de la cuenta.
  • Depósitos mínimos y requisitos de depósito elevados.
  • Complejos requisitos para los documentos sobre el origen del dinero.
  • El banco no trabaja con extranjeros no residentes.
  • Y otros problemas.

Hay bancos que no abren cuentas a los no residentes. O que aplican requisitos muy estrictos para la aprobación de la solicitud. Por ejemplo, un banco puede exigir un pago de activación de más de 100 mil euros para la apertura de la cuenta, así como exigir el mantenimiento de un depósito mínimo de más de 500 mil euros. Incluso algunos productos están sujetos a requisitos aún más estrictos.

Debido a la existencia de estas normas, los bancos clasifican a los clientes según sus parámetros predeterminados y aceptan sólo a los que cumplen sus criterios. Esto crea muchos problemas a los extranjeros que a veces no consiguen abrir la cuenta en ningún banco suizo.

Pero los bancos justifican este rigor con el hecho de que son precisamente estos requisitos los que han permitido que el sistema bancario suizo se mantenga estable durante tantos siglos seguidos.

Por lo tanto, está claro que los clientes ordinarios no tienen muchas posibilidades. Como mínimo, tendría que ser conocido o remitido por alguien para poder optar a ella.

Las posibilidades de ser admitido aumentan si cuenta con ayuda profesional. Por ejemplo, nuestro bufete puede ayudar con la presentación del perfil de la persona o empresa, a presentar los documentos necesarios y asesorar para pasar el proceso de selección.

En cuanto al capital inicial para la apertura de la cuenta, rara vez se aceptan cantidades inferiores a un millón de dólares o un millón de euros. Pero tenemos bancos que inclusive aceptan depósitos iniciales de solo 10 mil euros.

Apertura de una cuenta bancaria a distancia

Hay algunos bancos que ofrecen la apertura de cuentas bancarias a distancia. En este caso, no es necesario viajar a Suiza, todo se puede hacer desde cualquier lugar, esté donde esté.

Los bancos realizan la identificación de los clientes a través de Skype u otros medios de comunicación. Si todo va bien, envían los documentos por correspondencia y, finalmente, se puede abrir una cuenta bancaria en Suiza sin tener que viajar a ese país.

El proceso comienza con la fase de recopilación de documentos. La documentación mínima que exigen los bancos es la siguiente:

  • Formulario de solicitud al banco para abrir la cuenta.
  • Carta de recomendación (de mi bufete) o de un banco.
  • Documentos de constitución de la empresa para la que abre la cuenta.
  • Pasaportes de todos los directores y accionistas.
  • Prueba de residencia, normalmente unas facturas de servicios públicos son suficientes, pero para los europeos se requiere la inscripción en el Registro de Residentes Extranjeros.
  • Certificado de vigencia de la empresa (con una antigüedad no superior a 3 meses) para las empresas con una antigüedad superior a 6 meses.
  • Prueba del origen de los fondos.

Pero los bancos se reservan el derecho de solicitar otros documentos.

El siguiente paso y después de reunir todos los documentos, es enviar todo al banco. Cada banco tiene sus propias condiciones y normas, pero por regla general, se tardan al menos varios días en realizar el examen preliminar de la solicitud, y en algunos casos incluso más. Pero cuando nuestro bufete de abogados está involucrado, nos aseguramos de agilizar significativamente el proceso de apertura.

La apertura de la cuenta bancaria

El siguiente paso es el definitivo: una vez que el banco ha estudiado la solicitud y la ha aprobado, se abre la cuenta, pero no estará operativa inmediatamente.  En muchos bancos, se requiere un depósito para la activación. El importe depende del banco y de su producto, pero la media es de 10.000 francos suizos (cuenta privada) - o 50.000 francos suizos (cuenta corporativa).

Es necesario realizar un depósito de activación para que, tras completar todos los trámites de apertura, se pueda finalmente utilizar la cuenta. El depósito inicial es una cantidad mínima que el banco solicita mantener en la cuenta del cliente.

Una vez efectuado el depósito, se tendrá pleno acceso a todos los servicios. Y sólo a partir de este momento la cuenta pasa a ser totalmente operativa. Tendrás que hacer el deposito directamente a tu cuenta.

Es importante recordar que, en función de las condiciones del banco, puede exigir que mantengas una determinada cantidad en la cuenta, es decir, un saldo mínimo. El importe depende del banco y del tipo de cuenta, y rara vez es inferior a 1000 francos. En el caso de abrir una cuenta en euros, dólares u otra moneda, el banco tiene derecho a fijar un saldo mínimo para cada una de ellas.

Cuentas de inversión

Los extranjeros y los no residentes ven a Suiza no sólo como un "refugio seguro" en el que pueden guardar con seguridad cualquier cantidad de dinero, sino también como una jurisdicción en la que pueden aumentar su patrimonio.

Además de las cuentas clásicas para empresas, también existen productos de inversión para extranjeros. Este producto ha de considerarse un nivel superior al de los depósitos, por lo que los bancos, en general, exigen mayores requisitos a la mayoría de los instrumentos de inversión de este tipo:

- El interés es mayor que el de los depósitos.

- La inversión inicial suele ser de al menos 250.000 euros.

Los gestores profesionales suizos pueden aumentar la inversión entre un 3 y un 5% al año, manteniendo un bajo nivel de riesgo. También hay instrumentos más arriesgados con mayor rentabilidad.

Pero, por desgracia, el coste de los servicios bancarios suizos es muy elevado.

Debido al alto nivel de los servicios y a la gran demanda, las tasas suizas son de las más altas de Europa. Esto se debe en parte a la gran popularidad de la jurisdicción.

Con nuestra ayuda, se puede abrir rápidamente una cuenta personal o corporativa. Nuestra asistencia va desde el momento en el que se elige un banco, y continúa el proceso a través de todas sus etapas, hasta la elección de los sofisticados servicios patrimoniales.

Si te interesa abrir una cuenta bancaria en Suiza, contáctanos.

todo_sociedades_240x600_ES



Advertencias de riesgo
Los puntos de vistas y opiniones expresadas en el sitio y están sujetas a cambios según las leyes, el mercado y otras condiciones. Las informaciones proporcionadas no constituyen un aviso legal y no se debe confiar en ellas como tales. Todos los materiales se han obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero su precisión al momento de la lectura no es garantizada. No existe representación o garantía en cuanto a la exactitud actual ni la responsabilidad por las decisiones basadas en dicha información.

Soporte

Caporaso & Partners Law Office
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: [email protected]

Teléfonos
Italia: +39 (06) 993357861
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

SMS
Italia: +39 3399957837
Panamá: +507 68263130

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
08:00 - 17:00 (Español, inglés e italiano)