¿Qué diferencia hay entre paraísos financieros y paraísos fiscales?

¿Paraísos financieros y paraísos fiscales son dos caras de la misma moneda? Los llamados “paraísos fiscales” han recibido una enorme campaña de descrédito

¿Qué diferencia hay entre paraísos financieros y paraísos fiscales?

Los paraísos financieros y paraísos fiscales están bajo acusación por supuestamente ayudar la evasión fiscal. ¿Es esto cierto? 

¿Paraísos financieros y paraísos fiscales son dos caras de la misma moneda? Los llamados “paraísos fiscales” han recibido una enorme campaña de descrédito, impulsada por los países que más impuestos colocan a sus ciudadanos.

Pero no son los únicos territorios colocados en espurias “listas negras”. También están los “paraísos financieros”, un nuevo concepto que aplican las naciones más poderosas para impedir que otras jurisdicciones atraigan a inversores.

Un paraíso financiero es aquel territorio donde se mantiene, de cierta forma, el secreto bancario y es posible realizar con pocas dificultades todo tipo de transacciones financieras y cambiarias. Estas jurisdicciones ofrecen grandes rendimientos a los inversores, porque tienen muy bajos impuestos o ningún impuesto sobre la renta de capital producido por personas naturales o jurídicas.

Estos países donde todavía existen leyes que resguardan la confidencialidad de los activos de los ciudadanos guardados en los bancos son bajo acusación por, supuestamente favorecer la evasión fiscal. Además, reciben fortísimas campañas mediáticas de descrédito.

Otro de los términos más comunes empleados a día de hoy es el de los “paraísos empresas”. Hoy en día, la Unión Europea ha identificado 17 Estados en los que las personas pueden formar sociedades de responsabilidad limitada sin restricciones.

Además, varios de ellos ofrecen la posibilidad de emitir acciones al portador. En estos territorios también es sencillo establecer fideicomisos y otros instrumentos de ingeniería fiscal.

Quedan pocos “paraísos empresas”

Una década atrás, cualquier jurisdicción de baja fiscalidad permitía la emisión de acciones al portador en sociedades offshore. Esa realidad ha cambiado por las presiones internacionales y supuestamente cumplir con la transparencia exigida por la Organización de Cooperación y Desarrollo económicos (OCDE). Por tanto, no quedan muchos “paraísos empresas”.

Ante esto, algunos territorios como Panamá permiten acciones al portador. Sin embargo, dichas acciones quedan “inmovilizadas”. Es decir, la acción está bajo custodia de alguna autoridad, banco o Agente Residente (Caporaso & Partners es Custodio Autorizado de acciones al portador). Su titular solo recibe una copia de esta y una certificación de custodia. Así, los gobiernos garantizan que las acciones al portador no circulen libremente. 

Los bancos también han recibido presiones de la OCDE. Ahora los bancos más conocidos se niegan rotundamente a abrir cuentas bancarias de sociedades offshore con acciones al portador. Mientras, otros sí las aceptan, pero colocan como condición que el actual titular de las acciones al portador las deje, en custodia, en el banco.

todo_sociedades_240x600_ES



Advertencias de riesgo
Los puntos de vistas y opiniones expresadas en el sitio y están sujetas a cambios según las leyes, el mercado y otras condiciones. Las informaciones proporcionadas no constituyen un aviso legal y no se debe confiar en ellas como tales. Todos los materiales se han obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero su precisión al momento de la lectura no es garantizada. No existe representación o garantía en cuanto a la exactitud actual ni la responsabilidad por las decisiones basadas en dicha información.

Caporaso & Partners Law Office
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: [email protected]

Teléfonos
Italia: +39 (06) 99335786
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

SMS
Italia: +39 3399957837
Panamá: +507 68263130

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
08:00 - 17:00 (Español, inglés e italiano)